video


Mis Poemas, muchos recitados, en videos, los he distribuido
en diversos Blog.
Incluyo muchos de mi juventud y como influye la época en la
inspiración, descubrirás situaciones y conceptos diferentes.



FIN DE LA PRIMERA EDICIÓN * ALCOY, ALICANTE, ESPAÑA, SEPTIEMBRE 2005
Poeta TORRES te agradece la lectura y te invita a que hagas copias y las regales para conocimiento de
NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DIOS
Poeta de Torres
Jesús de Torres Cabezudo
España Septiembre de 2005

*Derechos de Autor de Jesús de Torres Cabezudo*Todas sus Creaciones Literarias,inscritas en el Registro Nº M95N33LP0501**Admitida la reproducción editada o recitada, siempre que sea con motivos de solidaridad y fines benéficos*Poeta Torres desea su difusión para que conozcan al Maestro y no recibir ni una moneda*

Poemas que edité en Internet en mi Web ExpoMundo (Hoy suprimida por MSN)


Contacto: E-mail: venetotorres@hotmail.com

COMENTARIO

¿Por qué escribo a Jesús poemas...? Simplemente porque lo necesito. De alguna forma quiero agradecerle mi existencia, su continua ayuda, su esperanza, su amor ¡Y SU AMISTAD!

No es cuestión ni siquiera de Fe sino de su realidad en mí. Desde que tengo uso de razón lo tengo presente con una obsesión que le agradezco.

Pero amigos lectores no os confundáis... respeto vuestras creencias, ética y filosofía de la vida. Y como es natural y mi obligación - siguiendo las enseñanzas de El Maestro - os recomiendo que llaméis a su puerta y habléis con EL

Y atención... cuando le escribo TROVAS, mi respeto ES ABSOLUTO.

Jesús de Torres Cabezudo
España a mayo de 2005

ÍNDICE

**EL MONJE Y EL PECADO * 7 de julio de 1995
**AL CRISTO DE LA EXPIRACIÓN * 07-abril-2001
**EL CRISTO MANCO * 21 de junio de 2002
**ME REPONGO SI EN TI PIENSO * 13 de octubre de 2002
**ENCUENTRO CON LA SAMARITANA * 13 de octubre de 2002
**EL ROBLE ATENTO * 17 de octubre de 2002
**PAPEL DE REGALO * 22 de octubre de 2002
**LA DESPEDIDA * 22 de octubre de 2002
**GÓLGOTA * 23 de octubre de 2002
**LA NOCHE DE CARBÓN NEGRO * 7 de noviembre de 2002
**TU NO TIENES MÁS CAMINO * 15 de noviembre de 2002
**SONETO A LA PARCA * 17 de noviembre de 2002
**UN CUMPLEAÑOS: 28-03-2003 * 28 de marzo de 2003
**NO ME GUSTA VERTE MUERTO * 7 de abril de 2003
**LA ETERNA DUDA * 14 de noviembre de 2003
**AMOR DURO * 14-noviembre-2003
**AMOR A DIOS * 15 noviembre 2003
**¿TÚ CREES QUE SOY DIOS O NO? * 27 de noviembre de 2003
**FALSO ERES * 18 de diciembre de 2003
**EL NIÑO JESÚS VENDRÁ * 21 de diciembre de 2003
**LA BÚSQUEDA DE LA VIDA * 1 de febrero de 2004
**HECHO CON "EL COREL" * 20 de febrero de 2004
**TRES CLAVADOS * 22 de febrero de 2004
**TRANSMISIÓN VÍA PALOMA * 27 de mayo de 2004
**EXCUSAS AL JEFE * 11 de octubre de 2004
**TROVA DE LA SEMANA SANTA * 12 de octubre de 2004
**FRIO * 13 de octubre de 2004
**LAS CONVERSACONES CON EL MAESTRO * 15 de febrero de 2005
**LA BIBLIA DE LA MESILLA DE NOCHE * 20 de febrero de 2005
**LO IMPORTANTE ES ÉL * 14 de abril de 2005
**UN SECRETO A VOCES * 19 de abril de 2005
**LA VOZ DE EL PADRE EN LA ALAMEDA * 10 de junio de 2005

********************************************

EL MONJE Y EL PECADO

Reclinatorio de roble,
enrasado en su almohadilla,
donde los huesos gastados
deben doblar las rodillas.

Imagen del siglo doce,
que muestra a Jesús clavado,
con unas gotas de sangre
en su pecho traspasado.

Semioscuridad total
en el recinto de piedra,
donde retablos y cuadros
a extraños santos recuerdan.

Silencio superprofundo
que rasga el delgado cirio,
con la llama que flamea
en el altar blanco y limpio.

De rodillas, en el suelo,
El Monje está concentrado,
con las manos ocultando
sus ojos congestionados.

De vez en cuando un suspiro,
de sus finos labios vuela,
atravesando la estancia,
desde su boca a la vela.

De vez en cuando un ¡Dios mío!
se le escapa de su pecho,
impregnando de pasión
aquel oscuro silencio.



Se puede cortar por denso
el ambiente del instante,
donde un hombre se confiesa
de "El Pecado" ante su Padre.

No hay respuesta, ni parece
escucharse alguna frase
ni ningún ángel se ve
ni hay aparición de nadie.

Todo está igual que al principio...
Antes de que El Monje entrara
para "El Pecado" intentar
que Dios se lo perdonara.

El Monje eleva su rostro
sacudiendo su capucha
que al caer muestra una faz
de belleza entera y dura.

Se le nota que, aunque enjuto,
aun los músculos le abultan
bajo el hábito de saco
en que entierra su figura.
Su pelo rapado rubio
en la barba se recrea
mostrando la juventud
a una lágrima que rueda.

Han pasado unos minutos
o quizás horas enteras...
El Monje se pone en pie
creando una sombra negra.

Se persigna ante la cruz.
Genuflexiona... Y se marcha.
Cierra la puerta al salir.
Respira hondo... Y descansa.

*******

Dentro ha quedado "El Pecado"
deshecho en la oscuridad,
El Suspiro y el ¡Dios Mío!
También... La Duda y El Mal

Jesús de Torres Cabezudo
Madrid y Julio de 1995

AL CRISTO DE LA EXPIRACIÓN

Cada vez que me miran tus ojos agonizando,
un nudo estrecho en mi rostro me atenaza los dos labios.
Cada vez que las espinas veo clavadas en tu frente,
sujeto mi instinto ciego de odiar tu bendita muerte.

Cada vez que veo tu imagen, no lo puede remediar
y aunque se que es una imagen, me da gana de llorar.
Y es que, Jesús, nadie nunca me hizo sentir El Amor
ni nadie nunca en el mundo como Tú me acompañó.

Cada vez que por las calles de Jaén te procesionan,
meciendose tu figura en los clavos de Tu Altura
y paseas Tu Expiración derramando angustia y pena
a tus verdugos dijera que a tu lado me pusieran.

Aunque no fueras Mi Dios y aunque ahora no existieras,
te lo juro ¡Mi Señor! Te seguiría a donde fueras.

Cada vez estás mas cerca.Cada vez se me asemeja
de que cada vez se acerca con mas potencia tu Esencia.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 7 de abril de 2001

EL CRISTO MANCO

Hay una Ermita perdida
entre jaras y romeros,
donde un Cristo está sin brazos
por la guerra y bombardeos.

A sus pies una inscripción,
grabada por un Pastor,
explica que así quedó
por una voz que le habló.

El Cura explica que quiso
sus brazos reconstruir
pero que cuando rezaba
El Señor le dijo así:

"Estos brazos que he perdido
no me sirven para nada...
Eran de barro y cartón
y solo lástima daban.

Prefiero que así los dejes,
para que el que me visite,
reciba mi inspiración
y lea una lápida escrita.

Escribirás en la piedra
unas palabras muy breves,
que tú mismo seguirás
si es verdad que a mi me quieres.

"Sed mis brazos, hijos míos,
si decid que en mi creéis,
pues el rezar está bien,
pero quiero que actuéis.
Decid a todos que sois
mis discípulos sinceros
demostrando con amor
y caridad vuestro celo.
No queráis ser los primeros
ni grandes cosas hacer...
Ayudad al que mas cerca
necesite amor y bien.
Estad seguros que yo
a vuestro lado estaré
y con mis brazos de Dios
a mi Reino os llevaré"

* * * *

Cuando salí de la Ermita
me dije... haré un gran poema,
un soneto o algo así,
para que todos lo sepan.

Pero Jesús se arrimó,
cuando comencé a escribir
y me dijo: "Escribe en trova
que es simple y fácil de oír"

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante a 21 de junio de 2002

ME REPONGO SI EN TI PIENSO

Solo pensar en tus cosas
me repone tan contento
que en cuanto tú me dispones
estoy contigo al momento.

Y es que Majestad enorme
no comprendo como mira
a este ser tan debilucho
que merodea tus alturas.

No solamente me miras
sino que también me hablas
y de nuevo no comprendo
como, en mi, tu tiempo gastas.

Por lo tanto mi egoísmo
no me permite dejarte
pues me siento protegido
en cuanto pienso en mirarte.

Mucho escribo miro y miras
y aún más que lo escribiré
pues mirarte en mi conciencia
me deja tranquilo y bien.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 13 de octubre de 2002

ENCUENTRO CON LA SAMARITANA

Mira el pozo su brocal
donde una mano descansa
de, a los vientos, proclamar
la paz y la eternidad.

Una mujer de Samaria
llena su cuenco de agua
y un judío, que era Jesús,
tiene sed y a ella le habla:

- Dame de beber, que tengo
los labios de arena y grana
y quisiera reponerme
para seguir mi jornada.

- ¿No eres tú, dice confusa,
de un pueblo que no nos aman...?
¿Cómo te atreves y pides
a doncella vigilada?

- Si supieras quien soy yo
serías tu la que pidiera
y yo te daría Agua Viva
y nunca mas sed tuvieras.

- ¡Que cosas dices Rabí!
No tienes cuenco ni cazo,
y pretendes regalarme
un manantial con tus manos.

¿Eres acaso mas grande
que nuestro padre Jacob
que nos entrego este pozo
y de sus aguas bebió?

- Si libaras del torrente,
que te ofrezco en esta hora,
en tu pecho nacerá
olas dulces y sonoras...

Invadirán tus sentidos,
tan fuerte y tan dulcemente,
que nunca más sed tendrás
ni tampoco miedo o muerte.

- Si es así, como tú dices,
dame o dime donde está
esa maravilla enorme
que mi cuerpo aliviará...

Pues, al menos, dejaré
de venir hasta la fuente,
dos o tres veces al día,
y no sudará mi frente.

- De acuerdo, te la daré,
pero llama a tu marido,
para que él, de mi entrega,
sea conforme y el testigo.

- ¡Ah, Señor...Cuanto lo siento
pues no tengo buen esposo!
Y el que vive en mi morada
es compañero en mi gozo.

- Bien dices, pues ya tuviste
cinco hombres más que éste
y ninguno de los seis
fueron de nupcias fehacientes.

La mujer se aturulló
ante un hombre que veía
y prometió que en la fuente
desde hoy lo adoraría.

Mas nuestro Jesús, Maestro,
para nosotros El Cristo,
le respondió:

- No se adora
ni en la fuente ni otro sitio.
Cuando quieras adorar
al Padre, Dios de Los Cielos,
adóralo en soledad,
en silencio y por tu adentro.

Se dice que la mujer
al punto volvió a su pueblo
y contó que había un Profeta
que descubrió sus secretos.

A Jesús vinieron muchos
y escucharon sus asertos,
vieron su imagen distinta
y, sin dudar, lo creyeron.

Hasta tal punto que estuvo
dos días viviendo con ellos
y dándole los papeles
para su Reino de El Cielo.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 13 de octubre de 2002

EL ROBLE ATENTO
Trova

Creció el árbol en el campo
arropado por el bosque
siendo al principio juncal
sin verdes hojas ni brotes.

Se enteró que había un Señor
por la luz y la energía
que, abundante, le enviaba
el astro sol cada día.

Fue creciendo temeroso
de los rayos y centellas,
rezando cuando en el cielo
se nublaban las estrellas.

De vez en cuando un insecto
sus entrañas carcomía.
De vez en cuando una bestia
su tronco joven hería.

Se acostumbro a platicar
a ese Señor con su savia,
pues en nadie confiaba
y el orar le daba gracia

Y así fue teniendo el tronco
en cicatrices robusto.
Y así creció envejeciendo
teniendo muchos arbustos.

Ya con la corteza seca,
a punto de muerte y llanto
se preguntó: para qué...
en la vida sufrió tanto.

Y su pregunta, al momento,
el Señor le contestó,
diciendo que simplemente
cumplió bien con su función.

Animado, el viejo árbol,
siguió la conversación
y se atrevió a suplicarle,
del fuego, libráralo.

Pues estaba convencido
de que aunque dio buen cobijo
mas de una vez hizo trampas
mirando más por si mismo.

Suplicole fervoroso:
no me dejes al final,
pues si ahora me abandonas
las llamas me abrasarán.

Di a leñadores y guardas
que soy de tu propiedad
y ni una hoja siquiera
de mi tronco moverán

Y como el Señor gustaba
de su atención y finezas.
Le contesto: Vale Roble
te trasplantaré a mi Huerta.

Una historia sencillita
que podemos replagiar
para irnos con el Roble

y en La Huerta estar en paz.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 27 de octubre de 2002

PAPEL DE REGALO

Esta noche está la luna brillante
porque el cielo azul sin nubes
es un papel de regalo.
Muestras así tu hermosura
a esta criatura tan malo.

Me dices que amas amor,
que deseas enamorados con fervor
y no remedias mi dolor.

¿Pues no te entregué mis llaves?
¿Pues no te dije que mandes?
¡Cuanto antes!

Se que sonríes con mis cosas
descalabradas y agudas
- perogullas -

Se que el payaso que enhebro
lo miras con estupor y observo
que te divierto

- Y digo yo:
¿No querías que te quisieran,
Señor?

Pues aunque no te lo creas
me gusta ser tu bufón,
con perdón.

Manda que escriba una trova
y la escribiré buscando la sonrisa
de tu boca.

O un cante-copla, de pobre,
que raudo lo cantaré,
bajo tu roble.

¿No querías que te quisiera?
¿Y acaso no es gran cariño
el de éste niño?

Ya veremos... Pues pudiera
que este escrito te ofendiera...
¡Dios no lo quiera!

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante a 22 de octubre de 2002

LA DESPEDIDA
(San Juan 14, 27)

Probablemente era marzo,
en Primavera,
y estaba la sementera
como un cuarzo.

Los Suyos, probablemente,
muy acongojados,
de miedo en alma preñados
chirriando el diente.

Casi seguro agobiando
a su Jesús
y pidiéndole la luz
para seguir caminando.

Escuchad: La paz os dejo,
la paz os doy,
y os la doy como yo soy
sin el Mundo como espejo.

Me voy con El Padre a Casa
porque lo manda
y a un Padre cuando demanda
no se retrasa.

Os lo cuento antes que vaya
por que creáis
y conviene que sepáis
que esto a mi voz no la acalla.

Se paro el tiempo en la tarde
con angustia.
Toda la sonrisa mustia
en lo cobarde.

El sol se nublo con nube
e hizo viento.
Frío y nieve del pensamiento,
baja y sube.

¡Calmaros! No se atribule
el corazón,
estaré con la razón;
que me emule.

No os intimidéis jamás...
Siempre estaré.
Vuestro mal defenderé
con la verdad.

Es bueno que el mundo sepa
que al Padre amo
y que sigo a su reclamo
por la estepa.

¡Levantaos! De aquí marchemos.

Se ahumeo el polvo.
Crujió la leña en el toldo.
Supremos,
marcharon como una piña
cabizbajos
con el alma en cien pedazos...
Vino en viña.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 22 de octubre de 2002

GÓLGOTA

La Muerte es triste y trágica
y es también dolorosa,
aunque en tu caso, Dios,
fuera Libre y Grandiosa.

No quiero ser esclavo
que te arríe hasta la altura
ni que clave mi clavo
en tus pies de andadura.

Por mucho que susurren,
jamás sería capaz
de herirte ni un cabello
¡Menos de a Ti matar!

El misterio es tan grande,
que no puedo explicarme
cómo si te venero
pudiera yo enclavarte.

Me estoy volviendo loco
de quererte querer
y no poder ser ángel
de luz, paz y poder:

¡Para que no me achaquen
que yo te estoy sufriendo!
¡Para estar a tu lado
de tus sobras comiendo!

Mi fehaciente verdad
es que quiero quererte
y que a la vez me angustia
no valer, santo o fuerte.

Esta noche con Juan
y Marías, a tus pies,
en Gólgota, yo, he estado.
¡Miserere! ¡Luz! ¡Fe!

Jesús de Torres Cabezudo
España a 23 de octubre de 2002

LA NOCHE DE CARBÓN NEGRO

La noche de carbón negro
sin vistas de luz allende
ni lucero intermitente
ni claridad en el cielo.
*
La noche negro carbón
para que un hombre se apague
y nunca mas ya divague
ni programe solución.
*
¡Carbón negro como noche
previo día de la creación!
Para que el alma se angustie
de una vida sin razón.
*
¡No quiero lo negro...no!
Pues tengo ganas de luces
que brillen como un gran sol;
sin angustias y sin cruces.
*
Pero si lloras no buscas...
Y hay que buscar la candela
que renueve en primavera
ese carbón petenera.
*
¿Que carbón no acaba ardiendo
y su negro consumiendo?
*
Pues dame ¡Deidad! cerillas
que a fuego cambie lo negro.

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante a 7 de noviembre de 2002

TU NO TIENES MÁS CAMINO


Tú no tienes más camino
que recorrerlo conmigo.
Si quieres
te enfadas,
si quieres
te enojas
pero no hay vuelta de hoja.

No es que valgas
como el oro
ni eres listo
ni grandioso
Pero tú crees en mis cosas;
mis espinas y mis rosas.

Me acostumbre
a tus problemas
sin sentido
y sin teoremas
¡me vale tu condición!
Ahora te lo digo yo.

Vete al sitio, donde sabes...
que allí te daré mi clave.


Jesús de Torres Cabezudo
España a 25 de noviembre de 2002

SONETO A LA PARCA

¡OH Muerte, Muerte...! Que me estás matando
con tu guadaña al filo de mi cuello,
siempre imponiendo al cuerpo y susurrando
que me queda muy poco de lo bello.

Tu poderosa voz está animando
a La Pasión para un dulce atropello,
que casi siempre en mi, chiticallando,
se produce con fuerza de camello.

Me caes tan gorda y plasta que he tomado
la única daga que tu piel destruye
hundiéndola en tu túnica de drama.

Y ese puñal lo tengo siempre al lado
pues así, la cobarde, rauda huye.
El arma tiene un nombre: Fe se llama


Jesús de Torres Cabezudo
España a 17 de Noviembre de 2002

UN CUMPLEAÑOS: 28-03-2003
A mi hijo


La humedad costera y fría,
metida por las ventanas
del alma del Oratorio,
como celda se palpaba.
Los santos en pedestales,
quietos, sin vida, asustaban,
reclamando la verdad
que era distinta a la estampa.
Yo estaba enfundando un sayo
de funda borrego lana,
guantes negros relamidos
y gorra, quitada, en pana.
Era la cúpula en prisma,
de yeso blanco pintada,
con columnas imitando
columnas, de arte, romanas
Las luces de las bombillas,
blancas, sordas, destapadas,
difícilmente tenían
brillo de verse las caras.
¡Que triste, Señor, que triste
tienes el viernes Tú Casa!
Tan triste como estoy yo
por que es así y porque pasa.
Sin embargo cuando El Cura
dijo las palabras santas
y convirtió las obleas
en Tu Vivo Cuerpo y Alma
me pareció que las cosas
otro aspecto retomaban
y que los Santos tenían
un poquito más de gracia.
Y la verdad, cuando en Alto,
refulgió Tu Blanca Cara
y La Sangre de Tu Sangre
¡Nada ya tenía importancia!
Ni la cúpula ni luces
ni las bombillas gastadas
ni El Cura que con sus manos
tu Cuerpo Divino Alzaba.
Solo Tú. Tan solo Tú
la gente toda miraba...
Pues nos habías regalado
La Fe desde Tu Mirada.
Incluso ¡hasta mi tristeza!
decreció por la esperanza
y ¡hasta pude dar abrazos!
a Quién los años marcaba.

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante 28 de marzo de 2003
Viernes/08:00 p.m.
NO ME GUSTA VERTE MUERTO

No me gusta verte muerto,
en un suplicio colgado,
como si fueras un hombre
in justiciero y malvado.
Tú, que a los que te pedían
el milagro, de tus manos,
al momento lo creabas
dando fe de ser hermano.
No me gusta verte muerto
lleno tu cuerpo de heridas,
de trallazos y clavadas,
hechas por almas perdidas.
Tú que el pan reprodujiste
para calmar al hambriento
y palabras de consuelo
publicaste sobre el viento.
No me gusta verte muerto
con las pupilas vidriosas,
sin vista y sin solución;
éstas que hicieron las cosas.
Tú que con un estornudo
podrías la vida anular,
el universo, Los Cielos
y lo ausente y por crear.
Por eso, aunque se que dejas
a La Muerte consentida
que Te entierren y Te venzan
para salvarnos La Vida,
no me gusta verte muerto...
¡Una y mil veces lo digo!
No puedo ver a mi Dios
yerto en La Cruz deslucido.

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante, 7 de abril de 2003

LA ETERNA DUDA

Una estrella, dos estrellas,
tres luceros, cuatro vientos,
cinco huracanes, seis rayos
siete terremotos... ¡Cero!

Un elefante, una rata,
una serpiente, un faisán,
un tigre, el fiero León
y después... La Eternidad.

El Cuaternario, El Terciario,
La edad Media, Los Romanos,
El Siglo Veinte Pasado;
¿todo muerto y acabado?

La margarita que amas,
la mariposa que vuela,
tu mascota preferido
tu santa madre y tu abuela...

Tus luchas, tus ambiciones,
tu nacimiento a este Mundo,
tus creencias, tu amor santo:
¿perdido todo en segundos?
Mirad... yo que El Trova soy
y la edad me da constancia,
os digo: no puede ser...
"No viene Todo de Nada"

Pero es natural que Tú,
como Yo y como Aquel,
no crea, o dude y se angustie
con lo que no puede ver.

Pero surgirá el milagro
y cuando pase este sueño,
una explicación muy clara
nos brindará nuestro Dueño.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 13 de Noviembre de 2004
AMOR DURO

Te podrás ocultar a mi mirada
y esconder tu poder entre las nubes
o quedarte en silencio cada noche
y dejarme quemarme en negra lumbre...

Te podrás bautizar con otro nombre
y tener servidores especiales
que el ayuno practiquen y derrochen
cantinelas y salmos de corales...

Puede que ya cansado de mis venas
o mi carne pachucha y arrugada
o mi mente en las calles ensuciada
renuncies a venir a mi morada.

Es cierto que podrás y no lo dudo,
pues el poder también fue invento tuyo...
Pero, seguro, yo te lo aseguro
que mi amor es distinto, fuerte y duro.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 14 de Diciembre de 2003

AMOR A DIOS
(Cuartetos en Trova)


He visto que otros hombres y mujeres
se confesaban ser tus pretendientes,
pues hablaban de Ti, muy consecuentes,
lo mismo a que a otro humano que quisieres.

La verdad es que yo, cuando te escucho,
te imagino como Hombre y Gran Maestro
y lo más que me atrevo y te demuestro
es un amor muy parco y debilucho.

Sin embargo mi vida necesita
amar profundamente y con gran fuerza...
y como aquí en La Tierra nadie almuerza
con mi mismo querer, se debilita.

Hablo con experiencia, pues los años
lo único que dan es este aceite
y en la tierra El Amor es un deleite
que no puedes guardar como "oro en paños"

Todas estas premisas y remilgo
conducen a la meta que persigo,
que es confesar que busco Amor Amigo
y este Amor a Los Cielos se lo endilgo.

Quizás penseis que hablando como hablo
falto el respeto a mi Creador y Dueño,
pero yo soy así: no tengo empeño
para escribir de dulce y con retablo.

Creo que habéis comprendido que doy coba
al Señor de Los Cielos y La Tierra...
¡Pues sí...! Eso estoy haciendo y no me aterra
ya que lo hago amando y como trova.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 18 de Noviembre de 2003

¿TÚ CREES QUE SOY DOS O NO?

Posiblemente Jesús
se sentaba en el camino
y se reía y charlaba
con algunos de sus hijos.

Seguramente cantaba
alguna canción del tiempo,
cuando se arreglaba el rostro
que lo besaban los vientos.

Iba y venía hasta la fuente
y ayudaba a hacer la yesca
para el pescado que Pedro
pescó con sus redes ciertas.

Pero a la vez, les decía:
tened paciencia conmigo,
pues se que os ofrezco algo
muy al final del camino.

Y cuando Juan le espetaba
¿que será de los paganos?
Probablemente decía:
también son nuestros hermanos.

Pero como lo asediaban
con preguntas complicadas,
como "quién se salvará"
"Como vivo" "Si mañana..."

También muy probablemente,
les diría a los pesados:
¿Tú crees que soy Dios o no?
¡Anda, comete el pescado!

Jesús de Torres Cabezudo
España a 27 de Noviembre de 2003

FALSO ERES

¿Falso eres?
Falso soy
¿Por qué falso?
Porque voy
¿Y dónde vas?
Rebuscando...
¿Y que rebuscas?
Verdad.
¡Ah...!
¿Que me dices de tus dudas
basadas en la evidencia
que, muy sensata La Ciencia,
te convierte en otro Judas?
Te digo que no dispongo
de material suficiente
para hablar y convencerte;
por mucho que en sí me pongo.
¡Pues vaya...!
Sí.
Me largo...
Entonces cogí una espuma que volaba no se donde
y me subí, como en jaca, besando su dulce roce...
Bebí tres aromas nuevos:
de jalea, de ron, de almendra,
sintiendo entre las dos cejas como cosquillas de menta.
Puse un as bajo mi manga para engañar los secretos,
haciendo a mi madre trampa y al mundo un guiño tremendo...
Y fui feliz
¡Te lo juro!
Pues La Voz me volvió a hablar
y me dijo:
¡Ay Trovero... eres un loco de atar!

Jesús de Torres Cabezudo
España, 18 de diciembre de 2003

EL NIÑO JESÚS VENDRÁ


El Niño Jesús vendrá
En carne y hueso otra vez
Pero como El Rey de El Mundo
Para llevarnos con Él

Ahora puedes acercarte
Y rogarle en su portal
Que nos de las tres virtudes
Que solo su Padre da:

La Fe que es la sal Del Todo
La Esperanza en otro Cielo
Y La Caridad o Amor…
¡Pues si faltan no hay Cosuelo!

Jesús de Torres Cabezudo
21 de diciembre de 2003

LA BÚSQUEDA DE LA VIDA

Iba un trompo por el aire, no una cometa,
para buscar agua en Marte...
Y el agua estaba allí quieta.
Aquí en La Tierra esta el jade, el jazmín, las madreselvas.
En Japón se reza mucho.
En África está La Selva.
Por América del Sur dice un Señor sufro y lucho.
En el planeta de rojo bailan y tienen reservas.
Pero es uiquen y los peces quieren beber de algún hombre:
sabiduría, medicina, canela en rama o simiente
y en dragestores y pabes dejan su escamas sin nombre.
Por un fallo de los chipes no se transmite la foto.
Así un siglo Escisión.
Un trienio Terremoto.
Un cavernas de Altamira.
Un Sócrates de Tesoro.
Luís dieciséis, Carlos quinto.
La Traviata, Los monos...
Agua limpia de una luz que emite un rayo de sol
en el hemisferio norte del parietal inferior,
con endorfina y sustancia suprarrenal...
Solo Dios.

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante/España 1 de febrero de 2004

HECHO CON "EL COREL"

No hay chicharras ni jazmines
porque es febrero en mi casa
y tengo que hacer altares
con dibujos y pintadas.

La Ermita que te he propuesto
tiene el lujo de la nada,
pues lo único que vale
es mirarte allí La Cara.

Terminado mi trabajo,
me quito la gorra plana
y reverente me siento
en la última bancada.

Vengo a decirte - susurro -
que aquí me tienes con ganas,
pues no puedo estar sin TI
ni de noche ni en mañana.

Espero que no me eches
con las cajas destempladas,
pues motivos siempre hay
para no escuchar mí charla.

***
La vela que había pintado,
con un programa diseño,
dio un chismorreo de lumbrera
como cuando salta un beso.

La Puerta de viejo roble
que inventé con mi dibujo,
al cerrarse dio tres notas
de órganos y compromisos

Un ángel bajo a pantalla
con un pápiro grabado,
donde se podía leer:

Dice que te ha perdonado.

Jesús de Torres cabezudo
Alicante/España, 20 de febrero de 2004


TRES CLAVADOS

Había una vez tres clavados
en árboles ya sin vida,
con remachados de hierro
en sudorosas heridas.

Tres hombres de hueso y carne
con deseos y sentimientos,
que desnudos ante seres
se les acababa el tiempo.

El que era más importante,
porque tenía seguidores,
y decía que daba Vida
le agolpaban estertores.

Entonces, el que era listo
le increpó de emperador:
¿No eres El Mago Mesías?
¡Pues sálvate y sálvanos!

Después siguió destrozado
maldiciendo su fortuna
por no tener el poder
para volver a su lucha.

Entonces, el tercer reo
así lo recrimino:
¿Ni en la hora de la muerte
temes al Ser Superior?

El ni robó ni mato,
nosotros sí y lo pagamos...
Déjalo en paz con su angustia
e intenta esperanza al Amo.

Y volviendo su cabeza
a Jesús de Nazaret,
al verlo digno en su muerte
le rogó con fuerte fe:

Acuérdate cuando estés
en ese Reino que anuncias
de este ladrón sin amigos
de boca y estampa sucia.

Y dicen los que allí estaban,
que Jesús hizo un esfuerzo
y mirándolo a los ojos
lo envolvió con su secreto:

En verdad te digo, amigo,
que hoy mismo estarás feliz
en El Paraíso Allende
por haber creído en Mí.
***
Los tres fueron enterrados,
más Jesús resucitó...
¿O tú piensas como El Reo
que en su muerte no creyó?
***
Respetemos las ideas,
pero busquemos a Dios...
Si te encuentras con El Cristo
tendrás una eterna opción.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 22 de febrero de 2004
TRES CLAVADOS

Había una vez tres clavados
en árboles ya sin vida,
con remachados de hierro
en sudorosas heridas.

Tres hombres de hueso y carne
con deseos y sentimientos,
que desnudos ante seres
se les acababa el tiempo.

El que era más importante,
porque tenía seguidores,
y decía que daba Vida
le agolpaban estertores.

Entonces, el que era listo
le increpó de emperador:
¿No eres El Mago Mesías?
¡Pues sálvate y sálvanos!

Después siguió destrozado
maldiciendo su fortuna
por no tener el poder
para volver a su lucha.

Entonces, el tercer reo
así lo recrimino:
¿Ni en la hora de la muerte
temes al Ser Superior?

El ni robó ni mato,
nosotros sí y lo pagamos...
Déjalo en paz con su angustia
e intenta esperanza al Amo.

Y volviendo su cabeza
a Jesús de Nazaret,
al verlo digno en su muerte
le rogó con fuerte fe:
Acuérdate cuando estés
en ese Reino que anuncias
de este ladrón sin amigos
de boca y estampa sucia.

Y dicen los que allí estaban,
que Jesús hizo un esfuerzo
y mirándolo a los ojos
lo envolvió con su secreto:

En verdad te digo, amigo,
que hoy mismo estarás feliz
en El Paraíso Allende
por haber creído en Mí.
***
Los tres fueron enterrados,
más Jesús resucitó...
¿O tú piensas como El Reo
que en su muerte no creyó?
***
Respetemos las ideas,
pero busquemos a Dios...
Si te encuentras con El Cristo
tendrás una eterna opción.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 22 de febrero de 2004

TRANSMISIÓN VÍA PALOMA

Como si fuera mi hermana,
una paloma se para
en el cruce de mi calle
con la avenida temprana.

Ni se asusta ni se inmuta
pero sí mira mi cara,
como diciendo: Jesús,
no te olvides que soy blanca.

Y como insiste a diario,
la espeto: Color de alba,
¿qué me quieres transmitir
con tu impávida volada?

En el pecho me palpita
con su revolar sin alas:
te transmito que transmitas
que amas la paz y la calma.

Jesús de Torres Cabezudo
Alcoi, 27 de mayo de 2004

Antes que acabe Mayo
quiero decir dos cosas:
Vive Dios... ¡Y Viva Su Creación
que es tan hermosa!

Jesús de Torres Cabezudo
31-Mayo-2004

EXCUSAS AL JEFE

Debes de comprender que la nevada
llena de frío el asunto de las cosas
y que al ser tan endeble y debilucho
se me tuercen y cascan las ventosas.

Por eso en Las Moreras de Tu Casa,
si me permites, dormiré está noche
y con un orfidal por compañero
intentaré que pase mi reproche.

Si estás de acuerdo - y casi sí, seguro -
lo único que pido es tu presencia,
pues al sentir tu Ser ya mi conciencia
se queda reposada como tila.

Intentaremos remontar la nieve,
que es el renombre que le he puesto al roto
y ¡por favor! despeja las maldades
que de fuera y de dentro me hacen polvo.
***
Comida leve y mente meditando
en cielo azul con luces y fulgores...
Venga el descanso en el remanso dulce
de tus campiñas primavera y flores.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 27 de febrero de 2005

TROVA A LA SEMANA SANTA

El DOMINGO DE RAMOS,
entre mantillas romerales y palmeras,
comienza El Duelo y Recuerdo
de La Pasión Verdadera

El LUNES SANTO, a Jesús,
cual ECCE-HOMO se muestra,
flagelado y con espinas
clavadas en su cabeza.

MIERCOLES Y JUEVES SANTO,
carga a la espalda La Cruz
y al Gólgota se encamina...
¡Ya sufre La Multitud!

La Verónica le limpia
por tres veces Su Faz Santa
y El Santo Rostro aparece
en el lino cual estampa.

Tres veces cae y muerde el polvo Jesús...
¡Pero se levanta!
Porque tiene que cumplir
lo que su PADRE le manda

VIERNES SANTO, Dios-Jesús,
está ya en la Cruz clavado
y expira, pidiendo a Dios
perdón por nuestros pecados.

Y al morir... Su Madre Llora,
el sol se nubla y La Tierra,
tiembla en terremoto y fuego
de ver tan inicua ofensa.

SABADO SANTO...¡No hay nada!
¡La Esperanza se ha acabado!
El hombre mira La Muerte
como su única suerte.

PERO EL DOMINGO DE GLORIA
¡Jesucristo Resucita!

-TE JURO QUE ES LA VERDAD
Y APUESTO EN ESTO MI VIDA"
EN EL CIELO NOS ESPERA,
SIMPLEMENTE CON CREER,
EN UN REINO SIN DESDICHAS
ETERNO Y LLENO DE MIEL

Este Trovador termina
CON PROFUNDA MORALEJA,
cantando lo que Simón
dijo a Dios en esta tierra

"Señor ¿Por qué me preguntas
si creo en Tí firmemente...?
¿COMO NO CREER EN TÍ
SI VIDA ETERNA PROMETES?

Jesús de Torres Cabezudo
Alicante,Abril de 2001

EL FRÍO

Tan desnudo estoy de todo
que es mi compañero el frió,
pues quiero encontrar abrigo
duradero y con sentido.

Pero el que regala abrigo
quiere a cambio que le entregue
todo el calor que yo tenga
para guardarlo en su sede.

Tenlo - digo, sin dudarlo -
pues para lo que me queda
prefiero dártelo a ti
a que se pierda en la tierra.

Sinceramente te doy
esta candela que tengo
y sinceramente creo
que siempre tendrá, ya, fuego.

Ahora comprendo a los locos
que sin verte te querían
y por tu calor grandioso
su leña descomponían.

Ahora comprendo al que mira
sin ver a ver si te ve
y aunque sabe no verá
sigue mirando con fe

Pues calores como el tuyo,
cuando alguno se ha tenido,
no deja al cuerpo gustar
de calores consentidos.

Si no te gustan mis ansias
bórralas de mis deseos
y borra hasta mis frioleras
y mis pobres escarceos.

En agosto tengo frió
y en diciembre lo tendré
y estoy seguro que fríos
en tus meses no tendré

Jesús de Torres Cabezudo
España a 12 de octubre de 2004


LAS CONVERSACIONES CON EL MAESTRO

Aunque se que eres tan grande como un no puedo explicarlo
y se que has sido un sufrido y aguantaste los embates...
No comprendo como a mí que soy sin un solo amigo
te molestas por las noches y en sol tertulias conmigo.

Me dices siempre en mi idioma lo que en el momento quiero:
por ejemplo si pregunto ¿soy bueno? dices ¿que es bueno?
*Pues portarse como un ángel* Y tú dices: no te pases.
Entonces eso de "bueno"... Mira, hablemos de El Cielo.

Y entonces con claridad me relatas que en Tí crea
que no me plantee La Fe y que procure decencia.
En definitiva, siempre, me animas a que a tu lado
pase, cuando estoy a solas, el tiempo mayor y rato.

Y conmigo no te cortes pues te conozco muy bien
y se de tu cuerpo todo y de tu alma también.
Así, Torres, pues molesta al personal con tus trovas
y diles que hagan lo mismo, para que mi Luz recojan.

España a 15 de febrero de 2005
Jesús de Torres Cabezudo

LA BIBLIA DE LA MESILLA DE NOCHE

¿Qué es esto que te encuentras
en la mesilla de noche?
Es un libro con las tapas
colores muchos marrones.
¿De quién será? Te preguntas;
y te contestas a ti
que de las miles de Sectas
que se mueven por ahí.
¿Y son Las Sectas correctas?
Hombre - te dices - pues sí;
correctas para sus Sectos;
a los demás ¡a mi plim!
Y hablando de esta materia
¿cual Secta es la de Jesús?
Pues mira, no se seguro,
pero en todas da su Luz.
Pues vaya la de problemas
que a los creyentes plantea...
¿Me apunto a ésta o aquella?
¿Con cual tendré Vida Eterna?

***

Con esta duda hojee
La Biblia de la mesilla
y en un pasaje encontré
la cita que ahora se indica:

Yo soy La Vid Verdadera
y Mi Padre El Viñador.
Si estás en Mi cual sarmiento
darás tu fruto al Señor...
Sin estar en Mi viñedo
nunca podrás prosperar
y sarmiento que no vale
sabes bien a donde va.
Permaneced en Mi Viña
con mis palabras grabadas
y siendo así os aseguro
que se os dará vuestras causas.
Mi Padre será ensalzado
con vuestra buena cosecha
y yo estaré con gran gozo
de tener personas buenas.
***
En fin, es claro El Pasaje
¡qué bien hablaba Jesús!
Me acuesto que son las doce.
¡Estas palabras con Luz...!

Jesús de Torres Cabezudo
España a 20 de febrero de 2005
LO IMPORTANTE ES ÉL

Pues subió al Carro de Arriba
montado en unas sandalias
y dejando en vez de huellas
Caridad, Fe y Esperanza.

Lo de menos el barullo
que levantan Los Corceles
al resoplar de galope
para elevar al Valiente.

¿Quién has dejado detrás
o quién te sucederá
en dirigir a Los Locos
que creen en El Más Allá?

Da Igual.

Ni Profecías ni Demonios
ni Reuniones y Teclados,
porque lo único cierto
es Jesús Resucitado.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 14 de Abril de 2005

UN SECRETO A VOCES

Esta tarde me han contado
que eso de ser Dios, Jesús,
lo sacaron de la manga
en un Conclave, sin luz.

Y me quedé de tres piezas,
sin saber lo que decir,
pues Te veían igualmente
que a ellos mismos o que a mi.

¿Y que decir? Me callé;
pues no podía convencer
a La Razón, de Señores,
que no les deja creer.

Y es que al Maestro Judío,
nacido en Jerusalén,
perseguido y condenado,
para todos no es quién es.
***
Era el día en que en La Roma
surgía un moderno Papado,
hombre alemán, refulgente,
muy seguro y apropiado.
***
Yo me vine con mis cuitas
a mi casa y mis problemas,
pensando en esos Señores
que aplicaron su anatema.
***
¿Y si llevara razón?
***
Mastiqué el espagueti
y La Voz me espabiló
diciéndome:
Si eso es cierto
quita La Cruz del Salón...
No me pidas más favores...
No tengas resignación

¡Señor!
¿Qué dices?
¡Señor!
¡Jamás Perderé Tu Voz!

Jesús de Torres Cabezudo
España a 19 de abril de 2005

LA VOZ de EL PADRE en LA ALAMEDA

n La Alameda, entre verdes,
estaba Lo Más Grandioso,
que miraba dulcemente
al paseante imperioso.

Le dijo: ¿No quiere ser
algo mejor que Lo Grande?
Por ejemplo, como un ángel
o un espíritu gigante?

Y el paseante imperioso
se comenzó a rezongar:
debo tener las neuronas
decididamente mal,
porque lo que quiero yo
es lo que me indica EL
y ¡claro! es mi salida
para nunca perecer.
Te equivocas, contesto,
La Voz, detrás de los pinos,
lo que te digo es verdad
y el ejemplo es que estás vivo.
***
El Caballero, dudó,
pues vivía sin duda y trance.
y entonces pensó: quizás
eternamente sea un ángel.
***
En ese momento tuvo
una subida de Paz
pues La Esperanza surgió
en su destino fatal.

Jesús de Torres Cabezudo
España a 10 de junio de 2005